Para callar la boca de un rival


Tómese cien gramos de aceite de oliva y sahúmese antes de proceder a la operación. Acto seguido encamine sus pasos a la casa de la persona consignada. Frente alumbral de la casa o habitación échese el liquido indicado. De esta forma se conseguirá que la murmuradora guarde su lengua y no volverá ahacer uso de ella. Este trabajo tiene que ser ejecutado antes de las seis horas de la mañana.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s